Mesade articulación

Participación activa de la sociedad civil es indispensable para el cumplimiento de la Agenda 2030 en la región

Mesa Articulación

Por: Mesa Articulación

Apertura

Representantes de organizaciones ciudadanas realizaron reunión en el marco del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, que se efectúa en la CEPAL.

 

Representantes de más de 200 organizaciones no gubernamentales (ONG) de varios países, autoridades de gobierno y funcionarios de organismos internacionales, coincidieron hoy en la CEPAL en que la activa participación de la sociedad civil es indispensable para la adopción de decisiones, la planificación y la aplicación de políticas que fomenten el cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en América Latina y el Caribe.

En el encuentro de la sociedad civil previo a la segunda reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenmible que se realiza del 18 al 20 de abril en la sede de la CEPAL en Santiago de Chile, los participantes dialogaron sobre la importancia de la inclusión de la ciudadanía en todos aquellos procesos y foros regionales y mundiales relacionados con la rendición de cuentas, cooperación internacional y cumplimiento de las metas del desarrollo sostenible.

La reunión, organizada conjuntamente por el Gobierno de México -en su calidad de país que ejerce la presidencia del Foro- y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), fue inaugurada por Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva del organismo regional de las Naciones Unidas, Norma Munguía, Directora General para Temas Globales de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, y Miguel Santibáñez, Secretario Ejecutivo de ACCION, Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales.

Alicia

En sus palabras de bienvenida, Alicia Bárcena advirtió sobre el alza en la desconfianza de los ciudadanos hacia las instituciones (75% de los latinoamericanos tienen poca o ninguna confianza en ellas), el deterioro de la relación con los servicios públicos (especialmente en educación y salud), el aumento de la corrupción en la región y el temor frente a las incertidumbres políticas y económicas a nivel mundial. Toda esta problemática ha ido opacando la importancia que la Agenda 2030 debiera tener en la discusión pública, dijo.

“La Agenda 2030 es una agenda civilizatoria y debe ser nuestro horizonte. No podemos permitir que desaparezca del ámbito político. Debe trascender a los gobiernos y transformarse en una política de Estado”, recalcó la alta funcionaria de las Naciones Unidas. Para ello, “es indispensable que la sociedad civil se involucre en el desarrollo sostenible. Por eso estamos orgullosos de que su voz ya esté siendo escuchada en algunos procesos de gran importancia, como el Acuerdo Regional sobre el acceso a la información, la participación pública y la justicia en asuntos ambientales (Principio 10), recientemente aprobado por varios países”, destacó Bárcena.

Agregó que durante el Foro se analizarán cuáles son los grandes problemas que se deben afrontar y cómo las organizaciones de la sociedad civil pueden servir como guía e indicador de lo que se está haciendo en sus países, “para que nos oriente a potenciar mejor nuestro trabajo y hacer ver a los gobiernos que la Agenda 2030 es prioritaria, necesaria, sobre todo como una hoja de ruta para disminuir la desigualdad que aqueja a la región”, indicó. Finalmente,  invitó a los representantes de la sociedad civil a aunar fuerzas y así llegar al Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas (que se realizará en julio próximo en Nueva York) con una posición regional conjunta como contribución de la región a la Agenda 2030.

Por su parte, Norma Munguía enfatizó que el involucramiento de la sociedad civil tanto en la negociación de la Agenda 2030 como en su implementación es fundamental. “No es lo mismo para los gobiernos la implementación real de la Agenda si no hay una participación contundente de ustedes (sociedad civil). La sociedad civil jugó un papel importantísimo permitiendo que se incluyeran temas prioritarios en la Agenda 2030 desde su diseño”, agregó. Munguía explicó que la Agenda es un tema multi-actor, en donde además de la sociedad civil también debe participar el sector privado, entre otros.

En tanto, Miguel Santibáñez, Director Ejecutivo de ACCIÓN y declaró la disposición de las ONG a construir un mecanismo institucional de participación y de vínculo entre la sociedad civil, la CEPAL y otros organismos, de diálogo horizontal que enriquezcan nuestras democracias. “Sin embargo, constatamos con preocupación lo limitados que son los indicadores de la Agenda 2030, en particular en el campo de la desigualdad. Además, los mecanismos de implementación de la Agenda en los gobiernos nacionales y también en las Naciones Unidas, en particular en el Foro Político de Alto Nivel, son muy limitados en cuanto a participación ciudadana. Prácticamente la participación ciudadana no existe. A nuestro juicio no es posible implementar la Agenda 2030 sin la participación de la ciudadanía”, enfatizó.

Y profundizó: “No es posible implementar la Agenda2030 sin la participación de la ciudadanía. Es absolutamente imprescindible que tengamos metas de participación e inclusión de las comunidades y de la sociedad civil para que la efectividad de la implementación de estos objetivos sea real”. En ese sentido apuntó a valorar el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil: “Creo que debemos reconocer a la sociedad civil de América Latina y el Caribe como un bien colectivo, como un bien común, reconocer a las organizaciones de las trabajadoras y trabajadores, de las comunidades locales, en toda la diversidad de luchas que están dando los pueblos”. Finalmente, Miguel Santibáñez concluyó:Nosotros como organizaciones tenemos una tarea mayor: continuar re-articulando el movimiento social en América Latina, porque la unidad de los pueblos es también nuestro Objetivo de Desarrollo Sostenible”.

Miguel