Mesade articulación

El derecho a la Educación: 25 años de lucha y ¿cuáles son nuestros aprendizajes?

MESA DE ARTICULACIÓN

Por: MESA DE ARTICULACIÓN

Es necesario identificar con claridad nuestros aprendizajes que transitan entre el acierto y el fracaso.¿Cuál es el real alcance de nuestra incidencia?, sabiendo que no todas las acciones que realizamos son provocadoras de incidencia. No es posible cambiar o transformar la agenda internacional si somos incapaces de incidir en las agendas locales y nacionales.

Hace 15 años, la comunidad internacional se reunía en Dakar (Senegal) para acordar una agenda en torno a conseguir una “Educación de calidad para todos y todas (EPT en adelante). Gobiernos del mundo, agencias internacionales, sociedad civil definieron un itinerario de trabajo para la consecución de 6 objetivos que permitiesen garantizar el cumplimiento de estos objetivos. Pero la verdad que la EPT tiene 25 años, ya que fue en Jomtien (1990) donde se define originalmente las metas y es en el año 2000 cuando se evalúan y se definen las actuales metas que cierran su ciclo.[1]

A pesar de los esfuerzos y el sinnúmero de iniciativas y recursos destinados, existe consenso en esta misma comunidad internacional que no se han cumplido los 6 Objetivos de EPT. Es cierto, es posible observar algunos avances en ciertos contextos y coyunturas, pero al momento de establecer una evaluación global, el panorama no resulta auspicioso. Desde el año 2013 en adelante, se han realizado un conjunto de reuniones internacionales, consultas y eventos, destinados a identificar aquellos ámbitos y contenidos que debiera dar forma a la agenda post 2015. Han sido momentos de balances y evaluaciones, han sido 25 años de duro trabajo y esfuerzo que otorgan triunfos y sinsabores, momento en el cual la sociedad civil latinoamericana que se ha movilizado por el derecho a la educación y la incidencia política, debiera preguntarse que es lo necesario para enfrentar el nuevo escenario. Ocasión para la reflexión y análisis acerca del verdadero éxito de las estrategias que hemos desarrollado durante todo este tiempo.

La incidencia como expresión de la lucha política se desplaza hacia todos los niveles de nuestro trabajo, nos interpela a evaluar cada una de nuestras apuestas y a realizar las necesarias autocríticas que nos permitan reinventarnos para lo que viene (acaso los movimientos sociales y la ciudadanía movilizada incide con mayor rapidez que nuestras extensas reuniones y seminarios..). Es necesario identificar con claridad nuestros aprendizajes que transitan entre el acierto y el fracaso..¿cuál es el real alcance de nuestra incidencia?, sabiendo que no todas las acciones que realizamos son provocadoras de incidencia.

No es posible cambiar o transformar la agenda internacional si somos incapaces de incidir en las agendas locales y nacionales. Nunca en la historia de la humanidad ha existido tanto consenso en torno a asumir la educación de calidad para todo y todas desde un enfoque de derechos y así todo se avanza poco. Es necesario detenerse y replantearnos un par de cosas, ya que no podemos ser parte de un ejercicio simbólico con carácter de rito mundial (Corea en mayo 2015) que nos lleve a plantearnos (una vez mas..) otra agenda para los próximos 15 años. El desafío radica en movilizar los acumulados y experiencias desarrolladas en el periodo que finaliza, en un contexto donde la ausencia de voluntad política es evidente y una sistema de cooperación al desarrollo cada vez mas privatizado.

Enfrentar una nueva agenda, supone hacerse cargo de lo pendiente: se planteó Enseñanza primaria gratuita y obligatoria para todos y aún existen 69 millones sin atender y en America Latina existe un 98% de acceso, pero esta cifra está actualmente decreciendo; en la Ampliación y atención integral de la primera infancia, de 141 países sólo 21 % lograron el objetivo y al 2011, había todavía 57 millones de niños sin atención/ donde las niñas representan el 54%, materia pendiente en nuestra región a pesar de los avances de los últimos cinco años; en materias de ayuda, del 2011 al 2012, la ayuda total decreció un 4%, reduciendo su aportación y desconociendo acuerdos establecidos[2], en fin, revisar cada objetivo y su situación real, requieren para la sociedad civil articularse a las dinámicas que experimentan los movimientos sociales o las ciudadanías activas latinoamericanas (ni atrás ni adelante, sino junto a ellos..), la renovación de los liderazgos implementando procesos de formación para la incidencia que permitan evitar la generación de una “burocracia y diplomacia onegeista”. Desarrollar estrategias comunicacionales que tengan como publico prioritario las poblaciones afectadas y desarrollar micromedios que permean el discurso oficla que criminaliza las prácticas y experiencias que desarrollamos.

Es el momento para reafirmar y fortalecer las convergencias y coordinaciones existentes (como la MESA, CLADE; CM) y volver al espacio local y nacional con voluntad de poder y recuperando la dimensión política de nuestros proyectos (liberadora y emancipadora) que se han visto sumergido por la reivindicación gremial y el transito de nuestras instituciones a pequeñas consultoras donde hay un vaciamiento de lo político. En este contexto, no es posible seguir sosteniendo estructuras vacías en contenidos y en representación, fortalecer lo existente y desestimar nuevos espacios (al final, son siempre los mismos que participan de variados espacios..).

Nuestras Instituciones y Organizaciones no son las mismas de hace 25 años, han vivido transformaciones sustantivas, interpeladas por los actuales contextos[3] y con niveles de sobrevivencia que demandan nuevas preguntas y nuevas estrategias y que permitan que cuando nos encontremos en dos meses mas (en Corea) ser fieles al ideario latinoamericano y ser la región donde el derecho a la educación deje de ser consigna y pase a ser realidad.

————

[1] Al respecto, sugiero leer el texto de Rosa María Torres “Mitos de la Educación para Todos” (2011).

[2] Ver Informe INFORME MUNDIAL EPT (2013/4): ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE: LOGRAR LA CALIDAD PARA TODOS. UNESCO.

[3] Ver Estudios de CEAAL realizados para la MESA de Articulación Regional de ONGs, acerca del Rol de las ONGs en el actual contexto económico social (Región Andina, Región Conosur/ Brasil). 2014.