Mesade articulación

CHILE NO ESTÁ EN GUERRA

Mesa Articulación

Por: Mesa Articulación

fotoAnte los graves sucesos de estos días en Santiago y otras ciudades de Chile, donde la población ha desbordado las calles exigiendo la bajada de tarifas del transporte público y otros servicios, la respuesta de su gobierno ha sido una dura represión militar, que al día de hoy cuenta con 18 muertes de civiles, cientos de heridos y miles de detenidos, la MESA manifiesta lo siguiente:

Chile no está en guerra, pero quieren llevarla a una guerra como la que declaró Pinochet a la población desarmada en 1973. La criminalización de la protesta social y los dichos destemplados del presidente Sebastián Piñera no contribuyen al apaciguamiento de los ánimos ni el encuentro de los entendimientos necesarios.

Chile no es ni era el oasis de la región que sólo hace un par de semanas proclamaba Piñera. En forma gradual y asolapada se venían acumulando las tensiones y frustraciones de cuatro décadas de imposición del modelo económico neoliberal impuesto en Dictadura sobre la población, con el que los gobiernos que le sucedieron fueron tolerantes e incapaces de desmontar.

Chile es uno de los países más desiguales del mundo, donde se privatizó la educación, el sistema previsional y hasta el agua para el enriquecimiento obsceno de unas pocas familias en desmedro de la precarización de la vida de la población.

Con la declaración de Estado de Emergencia, el control de sus ciudades por los militares y el establecimiento del toque de queda, Chile volvió a vivir una de sus peores pesadillas desde el 19 de octubre al día de hoy. La declaración de guerra que hiciese el presidente Piñera, no hizo más que encender los ánimos y revelar la decisión de su gobierno de no estar dispuesto a dialogar con la oposición ni menos de responder a las demandas sociales que exige el pueblo en las calles.

La MESA rechaza todas las medidas de Excepción Constitucional impuestas en Chile y lamenta las pérdidas de vidas humanas y abusos cometidos en contra de su población. Hacemos el llamado a la restauración del orden democrático, basado en el diálogo y la urgente respuesta a las demandas de rebaja de precios a los servicios, incluyendo la investigación y sanción a todas las violaciones a los DDHH que ha cometido el Estado.

Finalmente, la MESA hace un llamado a la comunidad internacional y a la sociedad civil de la región a denunciar los atropellos a los derechos de las personas y a solidarizar con los hermanos chilenos para poner pronto término a esta situación.

23 de Octubre de 2019